Minimís Frida. Retrospectiva

Frida es un icono del ‘women’s empowerment’, ese empoderamiento de las mujeres del que hablamos ahora pero que ella ya inició a principios del siglo pasado. Un personaje convertido en mito, una mujer convertida en metáfora, en dualidad, en dolor, en felicidad, en arte. Así lo demuestra toda su obra autobiográfica.

Desde siempre hemos sentido fascinación por ella y desde nuestros inicios hemos querido convertirla en muñeca.

Al principio de los principios convertimos a Frida en una miniatura de 8cm

Después nuestras muñecas crecieron convirtiéndose en lo que son ahora… Las primeras muñecas Frida eran de loneta, con el pelo de fieltro y la carita pintada a mano

 

 

Al poco, nos “profesionalizamos” y empezamos a diseñar nuestras muñecas de otro modo, queríamos conseguir unas muñecas más funcionales, con menos piezas en su patrón, que se pudieran lavar (detalle importante en productos destinados para los más peques), y con todas sus caritas iguales (aunque he de decir que según las hayamos cosido o queden rellenadas, para mí tienen diferente carita ;) Así nació, junto con los demás, la Frida actual, la que much@s de vosotr@s adoráis; sin duda la preferida de la gran mayoría. ¡Y de esta Frida final llevamos ya 8 modelos diferentes!

Encontrar una tela para su vestido se convierte en una verdadera misión y recorro todas las tiendas en busca del tejido perfecto. A veces lo encuentro sin ir buscándolo, y sucumbo al hallazgo (las veces que no lo he comprado me ha tocado volver a los días a por él puesto que no podía quitármelo de la cabeza).  Alguna que otra vez se ha convertido en una pesadilla, porque ya no me quedaba ninguna tela para su vestido y no encontraba nada que me gustara para ella… Muy exigente nuestra Fridita con sus vestidos nuevos…

 

Hoy venimos con dos nuevos súper modelazos de la muñeca minimís Frida, y dos cambios importantes… Las flores de su cabeza ya no son las de siempre, como podréis comprobar… Dejamos de lado las flores de fieltro confeccionadas a mano y aparecen unas más ligeras y primaverales, de colores vivos y brillantes. Y el vestido, un dos piezas que ya quisiera yo para mí… Blusa y falda con lazada, totalmente independiente de la muñeca. ¡En el taller nos tienen enamoradas, para qué os voy a engañar!

Ya sabéis, la minimís Frida es siempre edición limitada, llegará un momento en que la tela de sus vestidos se acaben y busquemos un nuevo tejido para ella… Mientras tanto, estarán disponibles, bellas y radiantes, en nuestra shop


 

¡Espero que os gusten tanto como a nosotras!