Mis inicios en la costura

“Iaia, tía, me aburro”. Esa era mi frase mágica. También es cierto que la solíamos utilizar mucho mis hermanos y yo. Casi todas las tardes, al salir del colegio, dejábamos las cosas en casa y corríamos veloces a casa de mi iaia y mi tía, en el piso de abajo del mismo edificio. Nos encantaba estar con ellas. Normalmente nos entreteníamos solos, casi siempre indagando en las habitaciones donde no estaban. Ellas siempre estaban en el “talleret”, trabajaban en casa como modista y costurera. Las recuerdo siempre cosiendo. Cuando me cansaba de descubrir los tesoros de las habitaciones contiguas (siempre eran los mismos, claro), me sentaba con ellas en la mesa del talleret, una mesa camilla redonda con brasero en invierno… Y formulaba la frase mágica: “iaia o tía (indistintamente), me aburro”, no siempre podían atender de la misma forma a mis demandas, pero muchas veces entendían lo que quería decirles. Vols cosir? Yo asentía. Entonces sacaban un trocito de tela de algodón liso y claro, me marcaban unas líneas y me decían: pues hala, cus! En cada línea hacía un tipo de punto: punto atrás, hilván, pespunte, cadeneta… Así aprendí a coser. En ese “talleret” se gestó lo que es hoy mi profesión, aunque no lo supiera hasta veintimuchos años después. Como me gustaba, y ellas no tenían mucho tiempo, mi madre me apuntó a unas clases de costura, yo era una niña bastante tímida de pequeña y no me relacionaba mucho más allá de mi zona de confort… Pero recuerdo la ilusión que me hacía tener mi costurero redondo de mimbre con todos los elementos necesarios para coser. Que yo recuerde, hice un saco para las pinzas.

Un recuerdo imborrable que tengo es cuando hice con la supervisión de mi tía un cojín rojo en forma de corazón para los alfileres. Me salió ‘níquel’, y ella siempre que podía me repetía lo bien que estaba hecho, que no se había deshecho nunca. Recuerdo sus ojos y su sonrisa llena de luz al decírmelo. Ella estaba orgullosa de mi “creación” porque se ve que siempre se le reventaban de tanto usarlos. El mío no. Mi corazón rojo. El mismo que ahora es identidad de la marca. El corazón Minimís.

No sé si es casualidad o destino o qué… Después de muuuchos años, habiéndome formado en otra disciplina, trabajado en otros ámbitos y lamentablemente sin su ayuda porque ya no estaban, empecé a coser. Empecé a coser muñecas. A patronar. A probar sin tener ni idea. Soy autodidacta. Aunque tuve a las mejores maestras que me enseñaron a coser jugando. Unas maestras que hoy me guían en todos mis pasos. Estoy segura de ello.

¿Queréis tener un recuerdo igual de bonito de vuestros inicios en la costura en el talleret?

Minimís Frida. Retrospectiva

Frida es un icono del ‘women’s empowerment’, ese empoderamiento de las mujeres del que hablamos ahora pero que ella ya inició a principios del siglo pasado. Un personaje convertido en mito, una mujer convertida en metáfora, en dualidad, en dolor, en felicidad, en arte. Así lo demuestra toda su obra autobiográfica.

Desde siempre hemos sentido fascinación por ella y desde nuestros inicios hemos querido convertirla en muñeca.

Al principio de los principios convertimos a Frida en una miniatura de 8cm

Después nuestras muñecas crecieron convirtiéndose en lo que son ahora… Las primeras muñecas Frida eran de loneta, con el pelo de fieltro y la carita pintada a mano

 

 

Al poco, nos “profesionalizamos” y empezamos a diseñar nuestras muñecas de otro modo, queríamos conseguir unas muñecas más funcionales, con menos piezas en su patrón, que se pudieran lavar (detalle importante en productos destinados para los más peques), y con todas sus caritas iguales (aunque he de decir que según las hayamos cosido o queden rellenadas, para mí tienen diferente carita ;) Así nació, junto con los demás, la Frida actual, la que much@s de vosotr@s adoráis; sin duda la preferida de la gran mayoría. ¡Y de esta Frida final llevamos ya 8 modelos diferentes!

Encontrar una tela para su vestido se convierte en una verdadera misión y recorro todas las tiendas en busca del tejido perfecto. A veces lo encuentro sin ir buscándolo, y sucumbo al hallazgo (las veces que no lo he comprado me ha tocado volver a los días a por él puesto que no podía quitármelo de la cabeza).  Alguna que otra vez se ha convertido en una pesadilla, porque ya no me quedaba ninguna tela para su vestido y no encontraba nada que me gustara para ella… Muy exigente nuestra Fridita con sus vestidos nuevos…

 

Hoy venimos con dos nuevos súper modelazos de la muñeca minimís Frida, y dos cambios importantes… Las flores de su cabeza ya no son las de siempre, como podréis comprobar… Dejamos de lado las flores de fieltro confeccionadas a mano y aparecen unas más ligeras y primaverales, de colores vivos y brillantes. Y el vestido, un dos piezas que ya quisiera yo para mí… Blusa y falda con lazada, totalmente independiente de la muñeca. ¡En el taller nos tienen enamoradas, para qué os voy a engañar!

Ya sabéis, la minimís Frida es siempre edición limitada, llegará un momento en que la tela de sus vestidos se acaben y busquemos un nuevo tejido para ella… Mientras tanto, estarán disponibles, bellas y radiantes, en nuestra shop


 

¡Espero que os gusten tanto como a nosotras!

¡Os invito a mi cumpleaños! Happy birthday to me!-SORTEO CERRADO

¡Hola!

cumple-feliz_vela

Hoy es mi cumpleaños y quiero celebrarlo con tod@s vosotr@s, amig@s y client@s virtuales que me acompañáis en mi día a día. Son ya varios cumpleaños celebrados desde este lado de la pantalla, much@s de vosotr@s estáis ahí desde el principio y a diario sigo sintiendo vuestro cariño infinito. También l@s hay mucho más recientes y que ya ocupan un lugar importante en mi vida. Voy creciendo con vosotr@s, tanto personal como profesionalmente, y aunque eso signifique que me hago mayor, estoy encantadísima de celebrarlo. Porque los cumpleaños son motivo de celebración. Siempre. Si no se cumplen años, mal asunto ;)

Así que… Os invito a tod@s a mi fiesta donde habrá:

24h de *ENVÍO GRATIS* utilizando el código: CUMPLEAÑOSFELIZ (válido para compras superiores a 30€) y…

SORTEO EXPRÉS de los dos gatitos, sí, habéis leído bien, de la parejita de Gatitos Boquerones más entrañables de todo Minimís.

¡Para participar, deja un comentario en esta entrada durante las próximas 24h y ya está, así de fácil!

(hasta las 12h del 26 de octubre. Diremos el ganador/a el jueves por la mañana).

Aquí los tenéis, mirando el Mediterráneo ahora mismo. A partir del jueves, mirarán tu mar.

HERMANOS BOQUERON DE CERCA

 

 

¡Muchas gracias a tod@s! ¡Y mucha suerte!

Amor, Aniversario, Sorteo

san valentin

Hoy la cosa va de amor. Del amor a mi trabajo. De mi amor por Minimís. Hace poco leí una frase con la que no pude estar más de acuerdo: “Trabajar duro por algo que no nos interesa se llama estrés, trabajar duro por algo que amamos se llama pasión”.

Febrero de 2010. Decido abandonar mi carrera profesional en el audiovisual para dedicarme exclusivamente a Minimís. Me hago autónoma. Comienza el trabajo duro. Con mucha ilusión e inexperiencia.

Febrero de 2016. Han pasado 6 años, nada más y nada menos. Sigo con la misma o más ilusión. Cuento con más experiencia que antes, aunque cada paso y cada reto me hace sentir novata. He tenido momentos mejores y peores. Me he reinventado. Y aquí sigo. A veces me parece increíble. Hoy pienso y siento que no podría trabajar en otra cosa. Que tomé una de las decisiones más acertadas de mi vida. Trabajo mucho, pero amo mi trabajo.

De Barcelona a Valencia. Cinco cambios de taller. El primero en la c/ Padilla, una habitación compartida con mi pareja de aquel entonces, un escritorio y poco más. El segundo en la c/ Sant Pau, un espacio diáfano que hacía las veces de comedor, taller y habitación de invitados (cuando vives fuera de tu ciudad, recibes muchas y buenas visitas). El tercero, ya en Valencia, una habitación amplia en el eixample, dentro de mi propia casa. Cuatro años trabajando muy a gusto, pero muy sola también. Dándote cuenta que vas casi en pijama cuando vas a llamar al mensajero para que venga a recoger los pedidos del día… Fatal. El cuarto, la Bamba, el mejor hasta el momento. Un bonito espacio compartido con las que ahora son mis amigas, mis niñas. Mis chicas UO*, Ele y Marta, que diseñaron el espacio con tremendo gusto, y todo el equipo de niñas (y niño) que han ido formando en este último año: Anna, Elisa, Carla, mi ‘Rousi’ querida. Y much@s más. Bonic*s a rabiar. Y qué decir de mis otros compis, Esperanza, María Moimarie, María Benavent, Izzy, Ricardo… Más que compis, amig*s. Cuán importante es compartir tus experiencias con gente que está en tus mismas condiciones. Gente que trabaja por cuenta propia y que entiende a la perfección tus alegrías y miserias. Un año de empatía, sinergias, aprendizaje, amor, amistad, compañerismo. He aprendido mucho con ellas y espero que ellas hayan aprendido conmigo. Y lo vamos a seguir haciendo, aunque haya llegado el momento de cambiar de nuevo de estudio. Sin dramas. Así lo hemos decidido. Porque estamos a cinco minutos y vamos a seguir comiendo casi todos los días juntas. Porque sabemos, que ahora que no compartimos espacio, vamos a ser capaces de hacer más cosas juntas, y lo vamos a hacer (de hecho, en unos pocos días podréis ver la primera acción). De la Bamba me llevo AMOR, mucho AMOR. Gente de la buena.

En este último año Minimís ha crecido mucho, física y emocionalmente. Nos hemos reinventado. Y nos hemos transformado. Las Minimís siguen siendo unas muñecas adorables, pero ya no son aquellas muñequitas de fieltro de 8cm hechas a imagen y semejanza de quien fuera, las que dieron nombre a la marca, ahora son muñecas de casi 60cm. Abrazables y achuchables. Han crecido considerablemente y no cabemos todas en la Bamba. Necesitábamos ya desde hace tiempo un espacio más grande donde poder trabajar y hace muy pocas semanas lo encontramos: nuestro quinto taller. Una planta baja en pleno corazón de Ruzafa. Un espacio diáfano con una terraza interior que quita el sentido. Lo vi y supe que era para mí. Estaba en el barrio que quería, cerca de la Bamba y del mercado (soy incapaz ya de comprar en otro sitio), y de mi casa, claro. Está en una calle muy pequeñita, tan sólo una manzana, que cuenta con unos seis o siete talleres/estudios más. La calle del Pintor Gisbert, ya con nombre artístico. La calle del Dulce de Leche, el sitio de moda para tomar un brunch. Mi vecina (puerta con puerta) es Irina, amiga mía desde hace más de 20 años (esto me hace ver que nos hacemos mayores o viéjovenes, que suena mejor). Ella se dedica a la cerámica y tiene un gusto exquisito y delicioso. Pero lo mejor de lo mejor y que para mí tiene una gran carga emocional es que mis padres se conocieron en esta calle, allá por los años 60, en un guateque en uno de los patios de enfrente. Quizás gran parte de esta emoción reside en que en mayo hará 10 años que mi padre no está con nosotros. Él no llegó a conocer Minimís. Posiblemente hubiera sido el más reacio a entender que yo dejara un buen trabajo en el audiovisual para dedicarme a hacer muñecas, pero sé que ahora estaría muy orgulloso de ello y compartiría conmigo toda la ilusión.

Para mí, mudarme a este nuevo espacio significa mucho, es el primer paso para seguir creciendo. Poquito a poco y con paso firme. Porque creo en mi trabajo y amo mi trabajo. Porque sé que hoy no podría trabajar en otra cosa.

Aún queda mucho trabajo para acondicionar mi nuevo taller, pero en apenas dos días ya me siento como en casa. Os iré enseñando todos los avances.

Como diría mi amigo Ferran, soy hija del Pintor Gisbert (como él lo es de Adamo) y hemos venido a fundirnos en un gran abrazo.

Y para celebrar este gran AMOR, nuestros 6 años y todo lo que está por venir, hemos decidido hacer dos súper sorteos (en facebook e instagram). Sólo nos tenéis que decir con qué muñeca/o habéis sentido un flechazo absoluto y el premio será ese, el que hayáis elegido. Podéis participar en los dos sorteos, aunque sólo optaréis a un premio, así hay dos ganadores. El sorteo finalizará el próximo domingo, 21 de febrero, a las 23.59h.

Esta semana habrá más sorpresas… ¡No se me despisten!

sorteo 6 años y estudio

 

 

 

Días Locos Minimís#1

Empiezan los Días Locos Minimís a lo grande: 20% Off en toda la tienda online sólo durante 24h.

Activa el código cupón “REBAJAS1” al finalizar tu compra. Este cupón caducará mañana, 17 de julio, a las 00h.

Celebraremos varios Días Locos Minimís y ninguno será igual (no quiere decir que sean mejor que este), así que si estabas esperando unas rebajillas, aprovecha este primer cupón, que a nosotras nos parece que está fenomenal!

Haz click aquí y comienza a bucear los Días Locos Minimís!

REBAJAS JULIO15

 

Las Minimís

Estas muñequitas pequeñitas siempre serán nuestra razón de ser. Las primigenias,  las auténticas y originales. La réplica en miniatura de cada una de nosotras. Personitas pequeñitas hechas con mucho mimo y primor.

Aunque hacemos menos, nunca hemos dejado de hacerlas… ¡Eso es algo que nunca pemitiremos! Aunque sí reconocemos que nos hemos tomado un descanso.

Esta minimí se llama Ruth, un “proyecto de matrona” que se convirtió en regalo de cumpleaños como amuleto para poder alcanzar su sueño. Esperemos que así sea.

 

matrona-minimí

El Ratoncito Pérez ha llegado a casa Minimís

Ratoncitos_guardadientes_marionetas-dedo_amarillo11

 

 

Nuestra tienda online se ha llenado de pequeños y lindos Ratoncitos Pérez dispuestos a alegrar la caída del primer diente de vuestr@ peque. En Minimís, el Ratón Pérez  nunca va solo, siempre va acompañado y llegan a tu casa de dos en dos. Incluso puede ser una Ratoncita Pérez, claro está!

La parejita de ratoncitos llega dispuesta a quedarse para siempre en tu casa, por eso llevan a cuestas su camita de lana con sabanita extrasuave de estampado de gatitos, sus mejores amigos. Para que no les entre la luz del día, las noches que les toca trabajar, van dentro de una cajita craft que hace su papel de casita.

Las camitas (bolsillitos) sirven para guardar el diente recién caído, y por supuesto, para meter las moneditas que el Ratoncito Pérez traerá con tanto esfuerzo durante esa noche.

Pero ahí no queda eso, nuestro Ratoncito Pérez es mucho Ratoncito Pérez, y además de guardadientes y guardadineritos es también marioneta de dedo. Se convertirán en la pareja que los peques quieran que sea, dejarán volar su imaginación y la tuya, y harán que disfrutéis de un juego divertido y creativo.

 

Ratoncitos_guardadientes_marionetas-dedo_amarillo22

 

 

ratoncitos marioneta dedo gris

 

 

Ratoncitos-con-dinerito

 

 

Ratoncitos_guardadientes_marionetas-dedo_amarillo3

 

 

 

Ratoncitos_guardadientes_marionetas dedo_gris2

 

 

Ratoncitos marionetas dedo_blanco

 

 

 

 

Hace mucho tiempo dibujé estos ratoncitos, y su dibujo me ha acompañado en la agenda durante los últimos años… ¡Era tan mono! Algo tenía que hacer con él. Hace poco decidí sacar el troquel del dibujo, lo fabriqué y ahora un montón de ratoncitos invaden nuestra mesa… ¡A mí me parecen adorables! No puedo evitar exclamar cuando los veo… Creo que hacen honor al eslogan de nuestra marca: Pretty Little Things… ¿No creéis?

Aquí podéis ver todos los modelos, sólo hay una unidad de cada con las sabanitas de gatitos!

¡Un beso y nos vemos pronto!

Irene

 

 

Pages:1234567...16»