Minimis, Ausonia y AECC (I)

Rosa, embajadora de “Junt@s somos más fuertes”

En febrero hará tres años que decidí abandonar mi carrera profesional en televisión para dedicarme exclusivamente a Minimís. Muerta de miedo y con muchas inseguridades (y con un poco de escepticismo de l@s que me rodeaban), daba carpetazo a varios años de rodajes, entrevistas, viajes y muuuchas horas de trabajo. No fue una decisión fácil. No sólo se trataba de crear cosas bonitas, de dar rienda suelta a la imaginación, no. Eso es lo bonito (al menos para mí), lo que se ve, pero detrás hay muchas más cosas. Trabajar por cuenta propia, llevar una mini-empresa cuesta lo suyo, y más cuando careces de todos los conocimientos que debes tener (aunque hagas cursos e intentes solucionar estas carencias). Pero soy cabezota, y me lancé a la piscina, o más bien al océano. Debía dar el paso. No podía soportar la idea de verme en un futuro preguntándome obsesivamente “¿Qué hubiera pasado si hubiera apostado ciegamente por Minimís?”, mientras pasaba las horas muertas en un rodaje (que os aseguro que son muchas). Y aquí estoy hoy, en ese futuro, sin arrepentirme ni un ápice de lo que hice, y feliz, muy feliz por todas las cosas que he conseguido en este tiempo… ¿Quién me iba a decir a mí, cuando empecé en esta andadura (sin mirar mucho más allá del futuro más inmediato) que empresas como Shiseido, L’Orèal, Chicco o ahora mismo Ausonia y la AECC contarían con mi trabajo para realizar sus diferentes campañas? ¡INCREIBLE, PERO CIERTO! Y aquí estoy, flotando en las nubes…

Bueno, no me enrollo más, porque este pretende ser un post sobre cómo surgió nuestra colaboración con Ausonia y la AECC en la Campaña contra el Cáncer de mama 2013. Se trata de una primera entrega, porque aún quedan muchas sorpresas por desvelar ;)

Y no puedo empezar sin nombrar a Carmen, autora del blog Milowcost, ya que sin ella “CH” no hubiera contactado conmigo. Ella nos recomendó cuando CH le preguntó si conocía a alguien que hiciera muñecas de fieltro personalizadas para un proyecto muy especial, sin apenas conocernos, y le dijo: “Sí, Minimís, sin lugar a dudas, ella se dedica a este tipo de trabajos”. Carmen no sabe lo agradecida que le estaré eternamente por ello…

Recibí la llamada de CH, una de las chicas más encantadoras con las que he tenido el placer de trabajar. Era principios de diciembre, plena campaña de Navidad (ley de Murphy). Me contó por encima, sin poderme decir aún quiénes eran los clientes. Necesitaban una gran cantidad de muñecas, en forma de colgante, para mediados de diciembre… Ufff! ¿Cómo? Me decía que era una acción que tendría mucha repercusión. Cuando te ofrecen una oportunidad así no la puedes desaprovechar. Dije que sí, claro, que lo intentaría por todos los medios, ya me veía sin dormir durante 15 días… Esa noche no dormí. Nerviosa y con los pies en la tierra pensé que era inviable. Cinco ferias por delante en un mes, con la consecuente producción y viajes varios más tal cantidad de muñecas era… Imposible. Pasaron los días y CH no llamaba; yo sumergida en la vorágine feriante, tampoco le llamaba, quizás con la ilusión de que la entrega se alargara. Y efectivamente. Un día, volví a recibir la llamada de CH, me dijo que sentía mucho la tardanza pero que la decisión de nuestra colaboración debía pasar muchos filtros y que por fin me podía desvelar. Los clientes eran Ausonia y AECC, unos y otros estaban encantados con las Minimís, que nos habían dado el ok y que por fin podía contarme un poquito más.

CH me explicaba que desde hace cinco años, Arbora Ausonia destina una parte importante de sus ventas a luchar contra el cáncer de mama de la mano de la AECC. Este año, con su campaña “Junt@s somos más fuertes” renueva su doble compromiso en la lucha contra la enfermedad: ayuda en la financiación de un tercer proyecto de investigación contra este cáncer y se vuelve a unir a la aecc en la prevención, el diagnóstico precoz y la investigación del cáncer de mama. El propósito de este año es transmitir que el apoyo de los seres queridos es fundamental para afrontar la enfermedad. Y seguía explicándome que era en este propósito donde entraban en juego las Minimís. Ausonia quería conmemorar de forma especial estos cinco años de colaboración creando una colección limitada de muñecas hechas a mano. Esta muñeca, con el característico pañuelo rosa en la cabeza, representaría a todas las mujeres que luchan a diario contra esta enfermedad, pero también a todos aquellos que con su apoyo se solidarizan por la causa.

No grité de la emoción porque una debe parecer profesional, pero sí que logré transmitir a CH lo feliz y la ilusión que me hacía participar en este proyecto. Le conté un poco de mi vida y le expliqué lo ligada que estaba desde bien pequeña a la lucha contra esta enfermedad. Mi madre es presidenta de una mesa desde hace casi 30 años, y es voluntaria casi el mismo tiempo. He vivido la preparación de la Cuestación desde que tengo uso de razón, y cuando por aquel entonces aún se hacía en los colegios, mis hermanos y yo, hucha en mano nos íbamos a recoger dinero por las calles del barrio (con el consiguiente miedo que producía que te la robaran. Nunca lo hicieron). Era pequeña, y no me conformaba simplemente con la hucha, quería poner dinero en la urna, por supuesto. Como no tenía, mi madre o mi padre siempre me daban para poner. Más orgullosa que orgullosa. Me “repateaba” que me dijeran que el dinero se lo quedaban los de la mesa (much@s eran l@s que lo decían), yo sabía que no. Yo sabía que ese dinero iba destinado a la investigación y a la lucha contra el cáncer. Siempre he colaborado, y desde que existe Minimís, lo hago en nombre de ella (aunque bueno, ella y yo somos la misma ;) En el 94 le diagnosticaron un cáncer de colon a mi madre, con tan sólo 47 años, una dura operación y un año de quimio y muuuchos años de revisiones. Lo superó, tengo la suerte de poder decirlo. Gracias a un médico-héroe (como ella dice) y por qué no, porque estaba rodeada de tod@s l@s que la queremos, que somos much@s. Tuvo que dejar el voluntariado en hospitales (no puedes ser voluntaria durante un tiempo si has padecido la enfermedad), pero nunca dejó el voluntariado administrativo. Le llena al máximo. Este año ha vuelto a los hospitales, no es fácil, yo lo veo, pero es fuerte, y da fuerza a los demás. A mí me gustaría tener tiempo para poder dedicarme un poquito a ello… Todo se andará.

Y bueno, que me vuelvo a ir por otros derroteros y lo que os quiero enseñar es parte del trabajo que he realizado. Siento tener unas fotos de tan pésima calidad, pero mientras estuve con esto, la cámara estaba en reparación, y me tuve que conformar con unas fotos bastante malas hechas con la Blackberry.

Hice los primeros prototipos y los clientes eligieron a “Rosa”, como la han bautizado. Era muy importante que el pañuelo resaltara sobre todo lo demás, así que opté por colores neutros para vestirla. Una vez dado el ok, me puse a trabajar en la primera entrega, quedaba muy poco tiempo.

Las primeras unidades (bastantes) irían destinadas a todas las redacciones de revistas femeninas (y portales digitales). Y cada una de ellas llevaría la portada de la publicación a la que iba destinada.

La revista iría dentro del bolso, claro, ya sabéis que las Minimís no van a ningún sitio sin su bolso… (¿será porque yo tampoco?)

Y por fin, después de convertirme por unos días en una máquina de hacer minimís (tal cual), recuperé mi condición de persona humana y envié el paquete a su destino.

Ayer recibí la grata noticia de que ya se podía hacer público. Sé que much@s estábais ansios@s por saber. Las muestras de cariño y las felicitaciones recibidas me dejaron extasiada. Muchas gracias a tod@s y cada un@ de vosotr@s, siempre os lo digo, sin vosotr@s nada de esto sería posible y yo no podría vivir mi sueño. Gracias a Carmen, a CH, a la agencia de comunicación, a Ausonia y a AECC, por brindarme la oportunidad de colaborar en este proyecto tan especial. Soy feliz y lo seré durante mucho tiempo.

Sois much@s l@s que nos estáis escribiendo para saber cómo podéis conseguir una, por ahora no están en venta. Esperaremos a que acabe la campaña, a ver qué pasa. Como ya os he dicho quedan varias sorpresas por dar todavía. Sólo os puedo decir que estéis atent@s a nuestra página en facebook o nuestro twitter, y también en la de Ausonia, por supuesto.

Y ya para acabar (que menudo post que os he escrito…) no quiero despedirme sin compartir con vosotr@s el spot que Ausonia y la AECC han hecho para esta campaña… Simplemente me encanta. Podéis verlo pinchando aquí.

Y a todas aquellas que lucháis contra esta enfermedad, os doy toda mi fuerza y apoyo y os deseo toda la suerte del mundo. Rosa ya no está sola y vosotras, tampoco. Junt@s, somos más fuertes, claro que sí.

Un besazo,

Irene

Share this post
  , , , , , , , , ,


31 thoughts on “Minimis, Ausonia y AECC (I)

    • Toda mi energía, yo he superado esta pesadilla, ya hace 13 años , era muy joven, y tenía mucho miedo…………y si se puede. No se tira la toalla. Yo dije :el cáncer o yo……. Y decidí que yo era mas importante, a si que dije voy a por ti, y tu ni me conoces, acabas de llegar a mi vida, soy bruta, fuerte, y me quiero mucho, a si que voy a ganar, y como estáis haciendo todas, presente batalla y gane la guerra. Y si yo he podido, podéis todas…..besos

  1. Qué genial!!
    La verdad esque tiene que ser una gran satisfacción trabajar en lo que te gusta y que te reconozcan de esa forma lo que haces. Eñ trabajo bien hecho siempre tiene recompensa.

    Enhorabuena Irene

  2. GRACIAS!! una palabra tan pequeña que signifique tanto… no hay otra.. de verdad que GRACIAS por poner en mi conocimiento todo esto y ver algo de luz al final de un tunel oscuro…
    Es muy gratificante saber que no todo va a fondo perdido y conocer de primera mano que realmente hay asociaciones que funcionan y que ayudan a este tipo de causas..
    Por supuesto que seguiré los post para enterarme de todas las sorpresas que estan pendientes y me encantaría que se pusieran a la venta estas preciosas muñecas!!

    Un abrazo desde EL Bierzo

  3. Hola Irene: me alegro de corazón que este proyecto te llene de felicidad. Sin duda lo mereces.
    A mi me toca de cerca, soy una de las afortunadas que han superado esta enfermedad, me queda un añito para el quinto. Todo lo que hagamos es poco. También, aunque no ha llegado el momento, me estoy preparando para ser voluntaria de manera oficial. En cuanto me desenrede un poquito me pongo a ello.
    Enhorabuena otra vez, y ojalá una de esas minimís Rosa llegue a mis manos.
    Un besito.
    Susi

  4. No tinc paraules Irene, és tan bonic…la meva més intensa ENHORABONA!!! El teu treball és tan exquisit que pot enamorar a allò més gran, es fantàstic llegir-te, i fa tan feliç

  5. Precioso post Irene, largo pero todas y cada una de las palabras que dices son necesarias. Personas como tú son las que te hacen ver que el trabajo y el esfuerzo siempre dan sus frutos. Me siento afortunada de conocerte personalmente, eres una crack! un besete boniqueta meua!

  6. Me ha encantado todo Irene, la causa, Rosa y el post. Todo en tí desprende creatividad, tenacidad y excelencia. Estas destinada al triunfo!
    Felicidades!
    Un beso.
    Mònica.

  7. ENhorabuena Irene!!
    Ha sido emocionante leerte!!
    Este último año en mi familia hemos pasado por lo mismo, por partida doble, pero tenemos una luchadora en casa que nos ha dado una lección de vida a todos, y hoy está ya curada y sin rastro de la enfernedad. Ambos están ya limpios!

    Gracias por compartir tu experiencia!

    Un fuerte abrazo!!

  8. Cuando alguien como tú, creativa, trabajadora, ilusionada y tan, tan entusiasta de la vida, se zambulle en un nuevo proyecto, el resultado solo puede ser… ¡una explosión de cosas bonitas! Recibir una Minimí es recibir una gran sonrisa y mucho cariño, es saber que alguien piensa en tí y te aprecia tanto como para regalarte algo tan especial. Preciosa Rosa como preciosas son las manos que la han hecho posible. Enhorabuena, Irene.

  9. Jo, ¡qué bonito! Hola Irene.
    Sé que estudiamos juntas en la carrera, pero no llegamos a coincidir. Yo he trabajado con Iñaki.
    Siempre que leo algo de las Minimís lo pienso y nunca lo digo, pero ahora me hace mucha ilusión, así que: ¡enhorabuena! Me encanta que te haya salido tan bien este proyecto y que seas tan feliz. Por supuesto, me encanta el trabajo que haces y, aunque no tenga aún mi Minimí, miro de vez en cuando tus proyectos, las fotos, los videos y me emociona. ¡Qué universo tan precioso y qué profesionales que somos los de la tele!
    En fin, espero que las cosas te vayan genial y que sigas creando esos pedacillos de alma tan especiales.
    Saludos,
    Romina

  10. Que bonitas las minimis luchadoras! enhorabuena por el trabajo que realizas, que manitas tienes! =) me emociona todo lo relacionado con ayudar en esta lucha tan dura, que es el cáncer de mama, mi madre lo sufre desde hace 8 meses, pero ya estamos casi en la recta final!
    Ojalá publiquéis pronto como conseguirla… porque se la quiero regalar a “mi gran luchadora”.

    Un beso grande y mucho ánimo y fuerza a las que están pasando por esto! PODÉIS!

  11. Rosa nos parece una mujer valiente, fuerte, luchadora y muy dulce.
    Grande Irene, felicidades por tu trabajo y el mimo que has puesto en él.
    Tu demuestras que junt@s somos más fuertes.

  12. Antes que nada Felicitaros por la gran lavor que haceis,me gustaria conseguir la muñeca Minimis, Ausonia y AECC (I) la del pañuelo rosa la que es una cadena donde se vende y el precio
    muchas gracias

  13. Hola Irene, hace poco hablamos por teléfono, es impresionante, después de leer todo esto, te conozco un poco mejor, y me parece que eres una persona encomiable. Felicidades por hacer lo que haces. Ya veo que somos muchas interesadas en colaborar con la minimí “Rosa”, ya nos informaréis cómo y cuándo podremos adquirirlas. Muchas Gracias.

  14. Hola, soy voluntaria en la Fe y el otro día coincidí con tu madre en la merienda que damos pr fallas a la enfermos. Llevaba en la bata a la muñeca y en cuanto la vi me enamore de ela, yo quiero una!a ver si la consigo. Enhorabuena y mucha suerte.

  15. son muy bonitas y graciositas.. y encima son para la mejor causa …contestarme si podeis d cuando las sakeis ala venta gracias………..y x cierto en la propaganda de styl ( la revista ) ..decian k las debais de regalo metiendonos en buestra pagina

  16. Hola

    yo tambien quiero una cuando salgan a la venta. Yo creo que se podria destinar parte de las ventas a la investigación. Seguro que tienen un gran éxito. Todas querremos comprarnos una no sólo por lo bonitas que son sino por el mensaje que simbolizan.

    Muchos éxitos con las minimis!

  17. Creo que es un trabajo fantastico,lleno de amor,sensibilidad y cariño hacia todas las mujeres.espero poder pronto ayudar comprando una minimi y cuidarla con mucho amor.

  18. ME ENCANTA TODO LO QUE HAS CONTADO ,MI HISTORIA PARECIDA….SIGO FORMANDO PARTE DEL VOLUNTARIADO,Y TAMBIEN DE LA JUNTA DE MI PUEBLO …MONOVAR…EN SEPTIEMBRE DESDE HACE CASI 4O AÑOS SE HACE UNA CENA (preciosa) a favor de la A.A.que posibilidad habría de conseguir las minimis?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *