Traslúcido y Concéntrica

¡Hola a tod@s desde Valencia!

Como ya os comuniqué por facebook y twitter, nos hemos trasladado a Valencia. Hace apenas una semana abandonamos la ciudad de Barcelona, donde hemos pasado cinco años, para volver a la ciudad que me vio nacer y crecer. Aún estamos un poco “descolocadas”, cajas por aquí y por allá y una casa un poco improvisada… Es por eso que he tenido la vida 2.0 un poco abandonada.

Hoy quiero empezar a volver a la normalidad, y qué mejor forma que retomando este blog. Os quiero mostrar a una pareja muy divertida y entrañable. Sé que el viernes prometí el making of de “ANIMADOS“, uno de los últimos proyectos en los que he estado metida, pero como es muy largo y para mí hoy el tiempo es oro, he decidido dejarlo para otro día, con más calma. En cuanto pueda, os lo enseñaré todo, todito.

Hará algo más de un mes recibí un encargo muy especial. Lo firmaba Mati y quería regalar a unos muy buenos amigos suyos unos personajes que describía así:

Quiero que me digas si es posible que hagas unas minimís de Traslúcido y Concéntrica.

Son muy divertidos, tienen mucho sentido del humor, son amorosos, tiernos, inocentes, optimistas, y una larga lista de cosas positivas.

De Concéntrica puedo decir que le encantan los colores, y que no sé como lo hace pero tiene la capacidad de combinar colores imposibles y que le sienten fenomenal. También adora los complementos… Es delgada, ojos castaños, pelo también castaño y le gusta mucho llevar coletas asimétricas…

Translúcido es más discreto y no usa tanto color. Viste traje, pantalón. Usa chistera negra. Es delgado, ojos castaños. Pelo muy corto, en origen moreno y ahora muy canoso. Cejas oscuras y perilla larga y canosa.

Los dos tienen una nariz muy roja.

Se trataba de unos personajes diferentes y cada vez que leía esta descripción me entraban más ganas de ponerme a trabajar en ellos… Así lo hice y así quedaron:

¡Los Minimís clowns TRASLÚCIDO y CONCÉNTRICA!

En cuanto los recibió y los regaló, Mati me volvió a escribir un mail que me llenó de satisfacción y me emocionó enormemente.

El jueves llegaron los minimís… Qué ganas tenía de verlos. Y los ví, claro, y no me defraudaron, hasta conseguiste unos pantalones para Translucido de lo más parecidos, pendientes, collar… En definitiva, que yo estaba muy muy satisfecha. Y me vino una duda, claro yo los reconocía, pero ¿y ellos?, ¿se reconocerían a sí mismos? Se los enséñé a mi chico, y dijo “¡qué guapos!”, y gracias a esto y a que me dijo que era un regalo muy original y que seguro que les iba a encantar, pues pude pegar un suspiro y relajarme.

Cuando llegaron (mis amigos) y les dije “este regalo es para los dos”, menudo momento de agradable incertidumbre… Y claro, lo abrieron, y fue un momento super especial y bonito, ver sus caras tan sorprendidas, nunca se habrían imaginado que podían verse en unos brochecitos. Y nada, que estaban muy felices, y no paraban de decir que eran muy originales, y que eran sin duda (coincidieron los dos) uno de los regalos que más les había gustado de toda su vida.

Ahora mismo, re-leyendo y escribiendo de nuevo sus palabras, me vuelve a embargar la emoción. Mis ojos se humedecen y me siento súper feliz por la decisión que tomé hace un tiempo de dejarlo todo por dedicarme a esto, un mundo imaginario que sin vosotr@s, no tendría sentido.

Muchas gracias a tod@s, y en especial, a Mati, a Traslúcido y a Concéntrica (a los tres les debía este post desde hacía tiempo).

Un beso fuerte,

Irene

Share this post
  , , , , , , ,


3 thoughts on “Traslúcido y Concéntrica

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *