Dedicatoria

¡Hola a tod@s!

A punto de celebrar un año en el que decidí abandonar mi carrera profesional en el audiovisual y dedicarme exclusivamente a Minimís, os puedo decir que hoy soy completamente feliz. Feliz porque hago lo que más me gusta, feliz porque soy mi propia jefa (aunque a veces no soy fácil), porque los horarios me los pongo yo,  y sobre todo, feliz porque os tengo a tod@s vosotr@s!

¡Es increíble los vínculos afectivos que se pueden crear a través de este gran invento llamado internet!

Una de las cosas que más echo en falta de mi anterior trabajo es la relación con la gente. He pasado de trabajar en equipo a trabajar completamente sola, sola en el sentido “físico” de la palabra, ya que “emocionalmente” me siento más que acompañada. Cada un@ de vosotr@s se convierte en “mi equipo” y me tomo cada pedido que recibo como un nuevo proyecto a realizar con la persona que me lo encarga. Como en la vida misma, hay personas con las que siento más feeling que con otras, quizás por las palabras que intercambiamos, quizás por la envergadura del proyecto… Y a la que me doy cuenta, después de varios mails, siento a esa persona muy cercana, como si la conociera de toda la vida, y me encuentro hablando con ella como si estuviéramos trabajando codo con codo.

Una de esas personas con las que he ido estrechando lazos (sin menospreciar al resto, por supuesto) es la que os presento a continuación. Le llamaré M ya que no tengo su consentimiento para hablar de ella, entre otras cosas porque quería que esta dedicatoria fuera una sorpresa. M puso todo su empeño para que Minimís participara en un evento que para mí fue muy importante, contactó directamente conmigo a pesar de que esta función siempre la delega en otr@s y he de decir (aunque ya se lo he dicho miles de veces) que su trato ha sido exquisito. Su profesionalidad y “saber hacer” me han hecho sentir muy cómoda. Contábamos con muy poco tiempo y un gran volumen de trabajo pero POR ELLA y POR SU GRAN CONFIANZA EN MINIMÍS, todo salió a la perfección.

Espero que estas palabras le den fuerzas para salir con éxito de la vorágine laboral en la que se encuentra. Hoy se las dedico a ella, pero también a todas aquellas personas que confían en mí, en Minimís y que hacen que aunque sola, me sienta más que acompañada.

¡MUCHAS GRACIAS!

Un beso,

Irene

Share this post
  , , , , , , , , , ,


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *