Mimoli, amiga de Minimis

¡Buenos días! Hoy vamos con una de esas historias bonitas que me pasan desde que trabajo en Minimís…

La pasada edición del Nómada Market tuve el placer de conocer y exponer con Sonia, de Mimoli. Bueno, en realidad ya la conocía, ella me compró una bonita minimí llamada Sofía en mi primer Nómada, en abril del 2010, si no recuerdo mal. Y después sucedieron varios encargos.

Pero estas Navidades se trataba de un encuentro especial, habíamos roto la barrera vendedora/clienta y habíamos compartido varias confesiones virtuales… Soy consciente de la felicidad que me aporta trabajar en lo que me gusta, en un proyecto personal por el que aposté y por el que sigo apostando, pero de verdad que no puedo evitar que se me encoja el corazón y se me erice el cuerpo cuando alguien como Sonia, de repente un día, me escribe este mail…

(con su permiso…)

“Hola Irene! He hecho un parón en estos momentos de hiperactividad para darte las gracias. Y dirás por qué,

Soy Sonia, te conocí en un nomada market y te compré una preciosa Sofia, del mismo nombre que mi yaya, también te encargue un Eduardo para regalárselo a mi mejor amiga, y no sabes la ilusión que le hizo.

Pero no es por eso, aunque también…yo antes era abogada, especializada en temas de violencia de género, sufriendo los recortes y los problemas de la administración… y a la vez siempre he diseñado, dibujado, hecho bisutería… Y cuando te conocí y vi tu cara de felicidad por estar haciendo lo que amas, pensé que yo también quería eso! que prefería ver la cara de emoción de la gente al ver mis creaciones que las penas y el sufrimiento que oía a diario, la angustia de tratar de ayudar a personas, cuando no se ponen los medios necesarios por quienes los tienen que poner..

Y así surgió Mimoli…jamás he ido a una feria, un mercadillo…pero mandé la solicitud del Nómada, y salir en la lista a tu lado es lo mejor que me ha pasado en la vida! ni te imaginas lo que me estoy emocionando al escribirte esto!”

Pues eso,  aquí una “mindundi”, con sus inseguridades y miles de defectos,  que no se da cuenta, pero debe ser que transmite la pasión por lo que hace, debe ser… Y eso me hace tremendamente FELIZ.

¡Muchas gracias, Sonia! Gracias por tus palabras y tu apoyo. Y gracias por ese colgante Mimoli tan bonito que me regalaste.

No dejéis de visitar su web, su facebook y la felicitación de Navidad que hizo, es realmente preciosa y se ve claramente el trabajazo de esta gran artista.

Un besazo,

Irene

 

Share this post
  , , , , ,


2 thoughts on “Mimoli, amiga de Minimis

  1. Pues claro que lo trasmites! si sólo hay que verte la cara sonriente rodeada de preciosas Minimís! a ver si nos volvemos a ver prontito y nos hacemos otra foto sin gripes ni virus! mil besos Irene! y gracias por lanzarme a perseguir mi sueño! :-)))

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *