Minimís contra el cáncer

¡Buenos días!

Hoy se celebra en España la cuestación a favor de la Asociación  de la Lucha Contra el Cáncer. Desde que tengo uso de razón, este día en mi casa se ha vivido de una forma especial. Mi madre lleva más de 25 años colaborando con la Asociación como voluntaria y como presidenta de una de las 3.000 mesas petitorias que se colocan en el día de la cuestación. Eso para ella no sólo conlleva hacer acto de presencia en la mesa un día como hoy, no, no, le lleva mucho más trabajo. Las semanas previas se las pasa preparando “saludas”, recorriendo todos los comercios del barrio para repartirlos, buscando “aliadas” para que le ayuden en la mesa este día… ¿Y todo para qué? Para conseguir la mayor cantidad de dinero posible que miles de personas solidarias depositan y cuyo destino será la Asociación Española de la Lucha Contra el Cáncer. Con los donativos que se recogen en la cuestación, la Asociación puede, entre otros: financiar más proyectos de investigación oncológica, prestar asistencia psicológica y social a más personas afectadas por la enfermedad, desarrollar más actividades con niñas y niños enfermos, llevar a más personas su mensaje de prevención de cáncer…

Creo que se trata de una acción muy importante para la lucha de esta enfermedad que cada vez afecta a más personas. Yo, desde luego, siempre he colaborado. Recuerdo desde bien pequeña lo orgullosa que estaba cuando metía mi moneda en la urna de la mesa o, cuando ya más mayorcita, me iba con la hucha por el barrio a recoger donativos, no volvíamos hasta que estaba llena, con el peligro añadido de que nos la robaran, claro… (Siempre ha habido gente mala).

Ahora ya no soy pequeña, ya no le tengo que pedir a mis padres que me den una moneda para hacer mi donativo. Ahora tengo otra ayuda, las Minimís. Ellas vieron que se acercaba el día de la cuestación y me dijeron que también querían participar. Así que hemos decidido que el dinero íntegro recogido en las ventas de esta semana irá destinado a la lucha contra el cáncer.

[singlepic id=674 w=320 h=240 float=center]

Porque estamos convencidas de que nuestra aportación es muy importante. Porque estamos convencidas de que la aportación de cada persona, por muy pequeña que sea, vale la pena. Porque estamos convencidas de que, gracias a estas donaciones económicas, la Asociación puede seguir investigando para encontrar solución a la enfermedad. Porque debemos luchar para que cada día más personas puedan ganar la batalla. Porque soy feliz porque mi madre y mi iaia, la ganaron en su día.

Dedicamos estas palabras a los que, por desgracia, no la ganaron. Se las dedicamos también a los que día a día, luchan contra ella.

Un besazo,

Irene

Share this post
  , , , , , , ,


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *